El día 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma.

Es una iniciativa conjunta entre la Asociación Mundial del Glaucoma y la Asociación Mundial de Pacientes con Glaucoma.

En este día se pretende concienciar a la población de la importancia de las revisiones visuales  y del diagnóstico precoz de esta enfermedad.

 

El glaucoma es la segunda causa común de ceguera, 4,5 millones de personas lo padecen en la actualidad.

El Día Mundial del Glaucoma tiene el propósito de llamar la atención sobre este grupo de enfermedades oculares progresivas y la importancia de su detección temprana.

Un 90% de la ceguera que provoca el glaucoma podría evitarse mediante la detección temprana y el tratamiento adecuado.

El glaucoma es una enfermedad que afecta a los ojos y que se caracteriza por una lesión del nervio óptico provocada por un aumento de la tensión intraocular, debida a que el líquido contenido dentro del ojo –humor acuoso- no drena adecuadamente a causa de alguna obstrucción, aumenta la cantidad de líquido dentro del ojo y, como consecuencia, se produce un incremento de la tensión intraocular.

Es importante conocer que la tensión intraocular es independiente de la tensión arterial. El glaucoma se va produciendo a lo largo del tiempo sin dar síntomas. Si no se detecta a tiempo se puede producir un daño irreversible del nervio óptico causando una pérdida progresiva de la visión que puede llegar a ceguera. El glaucoma se puede dar en uno o en ambos ojos.

Afecta a ambos sexos por igual y su incidencia aumenta con la edad, estimándose que padece glaucoma el 2% de las personas de más de 40 años, llegando al 5% de las personas de más de 60 años.

Según las estimaciones del Instituto Universitario de Oftalmobiología Aplicada (IOBA), alrededor de 16.000 personas mayores de 40 años podrían estar afectadas en Castilla y León.

En las primeras fases, la enfermedad permanece asintomática y se manifiesta cuando ya ha evolucionado, por ello es frecuente que el diagnostico se produzca al hacer una medición de la tensión intraocular –tonometría- en el momento de realizar una graduación de la vista.

El ÓPTICA MIJANGOS TOMAMOS LA TENSIÓN A NUESTROS PACIENTES EN TODAS LAS REVISIONES VISUALES ayudando de esta forma a prevenir la enfermedad.

El glaucoma se trata habitualmente con medicamentos, aunque algunas formas de glaucoma precisan cirugía con láser o cirugía convencional.

La mejor forma de combatir el glaucoma es la prevención mediante un diagnóstico precoz de la enfermedad que permita su tratamiento adecuado antes de que aparezcan los síntomas.

Disponemos también de retinógrafo no midriático para poder visualizar el nervio óptico.

 

vía: saludcastillayleon.es